Dilo con poco, el minimalismo triunfa en las etiquetas

minimalismo y vino

Hablamos mucho en el blog de cómo la revolución del diseño ha llevado a etiquetas mucho más imaginativas, y eso no significa que sean más recargadas o lleven más elementos. Algunos vinos de categoría, cuyas etiquetas están marcando tendencia, han optado por diseños muy simples pero con un mensaje muy certero.

No solo en el vino, la cerveza o el cava, lo cierto es que son muchas las marcas alrededor del mundo han descubierto que un buen mensaje no necesita excesivos ornamentos. Una buena tipografía sobre el negro impoluto de la botella puede llamar más la atención del consumidor que las etiquetas recargadas de otras épocas.

En el último artículo comentábamos la importancia de dirigir los diseños al público que consume el producto y, en un mercado como el del vino, en el que cada vez existen más consumidores jóvenes, dar una imagen actual e innovadora es más importante que nunca. Corren tiempos en los que puede llamar más la atención un pequeño símbolo en una botella vacía que un packagin lleno de ornamentos.

Al minimalismo han ayudado mucho las etiquetas autoadhesivas, que han diversificado las posibilidades del diseño de producto haciendo que la etiqueta sea algo más que un rectángulo pegado al frontal de la botella. En la web de Gráficas Varias puedes observar algunos de nuestros trabajos como los de Turdetano o el vino El Villano, que son un buen ejemplo del poder  de los diseños minimalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>