La importancia del color en la etiqueta de vino

¿Puede aumentar las ventas el color de una etiqueta, o el diseño? La respuesta seguramente es sí. No es una novedad que el packaging y el etiquetado tienen una alta importancia a la hora de definir cómo el consumidor va a percibir el producto, pero tan solo eligiendo el color adecuado se pueden subir las ventas.

Según un estudio realizado por la web elportaldelchacinado, una misma botella mostrada a consumidores de vino imparciales con hasta 7 diseños con colores diferentes demostró que casi el 75% de los consultados elegían el color rojo y rechazaban en último lugar e gris. Es decir, el color de la línea de una etiqueta puede hacer que se convenza a 3 cuartas partes del mercado.

Un ejemplo claro está en el mundo de la alimentación. No es dificil observar que la mayoría de marcas optan por el negro para distinguir sus productos premium, por lo que el cliente entiende casi al instante que un embalaje de este colo llevará generalmente añadido una subida del precio y lo percibirá como de una mayor calidad.

Evidentemente no solo importa el color, y el diseño de la etiqueta, la tipografía, y la originalidad, marcarán el futuro de nuestro vino. Pero está claro que el color es un elemento importantísimo en cuanto a las percepciones que un nuevo cliente se lleva de nuestro producto sin probarlo. Quizás un simple cambio de color pueda aumentar o mejorar el precio que se paga por él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>