Las formas de botellas de vino ideales

formas de botellas de vinoEl aspecto de las curvas de una botella de vino tiene su significado más allá de su apariencia estética, y es que en el mundo vinícola todo tiene una funcionalidad, además de la decorativa. Hoy hablaremos de las formas de botellas de vino ideales.

Su formato identifica la procedencia e incluso el tipo de bebida que contiene, aunque no hay que olvidar lo más importante: el vino evoluciona mejor en ausencia de aristas y esquinas en la botella. Por ello las líneas suaves son la tendencia general, a pesar de que hay botellas con cuellos muy largos y otras con hombros erguidos y elegantes.

Los cuatro tipos de botellas de vino más comunes son:

  • Bordelesa: su nombre procede de la zona de Burdeos (Francia). Se caracteriza por su forma cilíndrica, con hombros marcados y fondo cóncavo. Es uno de los modelos más clásicos, se encuentra en diversos colores y se utiliza para vinos tintos y blancos.
  • Rhin: de origen alemán, se usa para determinados vinos rosados y blancos. Es alta y estilizada, casi sin hombros. Tiene el cuello largo y esbelto, y el color de su vidrio más típicos es el acaramelado.
  • Borgoña: vasija de origen francés, tiene fama de ser la botella de vino más antigua. Se caracteriza por ser cilíndrica, de hombros caídos y un formato ancho, usado tradicionalmente para los tintos.
  • Jerezana: española, muy utilizada para los vinos de Jerez andaluces y licores portugueses. Esta botella presenta un vidrio de color oscuro, casi negro, y tiene un gollete bien marcado.

¿Reconocerías todos estos tipos de botella en una bodega?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>